Ir directamente a la información del producto
1 de 1

Hortyjardín

Semillas Frijol Carita

Semillas Frijol Carita

Precio habitual $ 35.00
Precio habitual Precio de oferta $ 35.00
Oferta Agotado
Impuesto incluido. Los gastos de envío se calculan en la pantalla de pago.


 

El frijol (Phaseolos vulgaris) es un alimento básico para la nutrición en México y muchos otros países del mundo. Esta leguminosa es originaria de México  y tiene más de 10,000 variedades registradas. Los frijoles han formado parte de la historia mexicana durante cientos de años y son utilizados como uno de los cultivos principales en la milpa. También, el frijol tiene muchos beneficios a nuestra salud.  Aprende a cultivar esta leguminosa en casa, sus beneficios y algunas recetas.

 

El frijol es un cultivo de verano, que podemos comenzar a sembrar en marzo. El frijol tiene dos formas de crecimiento dependiendo de su tipo de crecimiento: mata y guía. El frijol de mata forma un arbusto que puede medir entre 30-40cm de altura. Mientras que el frijol de guía desarrolla tallos que pueden alcanzar un largo de 80cm, llegan a esparcirse por el suelo o preferiblemente en una planta o malla. Los frijoles crecen en vainas color verde, conteniendo entre 4-6 semillas en cada una. Las semillas de frijol tienen una forma aproximada de media luna, su tamaño y color cambian de acuerdo a su variedad.

 

Este cultivo puede crecer perfectamente en pleno sol o un poco de sombra en lugares muy cálidos. Pueden cultivarse en contenedores que tengan una profundidad mínima de 30cm  para que sus raíces se desarrollen mejor. Antes de sembrar, debemos preparar el contenedor o cama de cultivo. El frijol puede crecer en distintos tipos de suelo pero que tenga un buen drenaje. Con un bieldo o pala, mezclar el suelo y agregar una capa de composta, incorporándola en los primeros centímetros del suelo.

El frijol es una leguminosa que se siembra directamente en el suelo. (aunque existen algunas variedades que se pueden sembrar en maceta) La distancia entre siembra es de 15cm y la profundidad es tres veces el tamaño de la semilla. Para asegurar que nuestras plantas van a germinar bien, podemos sembrar dos semillas en cada espacio. Esta técnica es de siembra cercana aunque también puedes hacer una asociación de cultivos. Las plantas germinarán entre 3 y 8 días dependiendo de la temperatura, es importante mantener la humedad en el suelo.

Nutrición de la planta
Todas las plantas necesitan nutrientes del suelo, que siempre deben de estar disponibles en para que se desarrollen adecuadamente. Los tres principales nutrientes que utilizan las plantas son nitrógeno (N), fósforo (P) y potasio (K). El nitrógeno es uno de los más importantes para el desarrollo de la planta. Si este nutriente es escaso en el suelo, las plantas no se desarrollarán.

Las leguminosas son fijadoras de nitrógeno, producen su propia nutrición y proporcionan nitrógeno al suelo. Para hacerlo, utilizan “rizobios” que son bacterias que forman nódulos en las raíces de las plantas. Estas bacterias toman el nitrógeno de la atmósfera para convertirlo en nitrógeno disponible para la planta. Mientras que la planta provee de componentes orgánicos obtenidos por la fotosíntesis.

En muchas ocasiones se asocian leguminosas con distintas plantas que demandan mucho nitrógeno para proveerlas con nutrientes. Por ejemplo, la asociación de maíz-frijol-calabaza, garbanzo-brócoli, gramíneas-

En suelos muy degradados o con problemas de erosión, las leguminosas juegan un papel importante en el manejo de la recuperación de materia orgánica. En la agricultura orgánica, el uso de leguminosas es vital para la sustentabilidad de los suelos.

La flor del cultivo de frijol atrae muchos insectos beneficos.

Cosecha y almacenamiento

Los frijoles pueden cosecharse en la vaina (ejote) o en semilla (frijol). Las vainas se cosechan cuando vemos que los granos dentro de la vaina miden aproximadamente 1cm cada una, el tamaño de la vaina dependerá de la variedad de frijol. Para cosechar las semillas, debemos esperar a que la planta termine su desarrollo y las vainas tengan entre un 70-90% de la vaina seca. Si tenemos pocas plantas, podemos cosechar de vaina en vaina. Si tenemos muchas plantas, podemos cosechar las plantas completas cuanto esté el 50% seco; cortar la planta desde la base del tallo y ponerla en una bolsa de papel o costal. Colgar las plantas boca abajo en un lugar fresco y seco para que terminen de secarse.

Ya que las vainas estén completamente secas, es muy fácil separar las semillas de las vainas. En una cubeta coloque todas las vainas secas y aplástelas con algo pesado, la meta es romper las vainas para que las semillas salgan y vayan al fondo del recipiente. Después retire las vainas secas y restos de planta. Podemos almacenar nuestras semillas en un frasco de vidrio para evitar plagas y enfermedades y guardarlos en un lugar fresco y seco. Los frijoles pueden almacenarse por muchos meses, en buenas condiciones hasta 7 meses.

 

 

 

Ver todos los detalles