Ir directamente a la información del producto
1 de 1

Hortyjardín

Semillas de Chile Pasilla

Semillas de Chile Pasilla

Precio habitual $ 35.00
Precio habitual Precio de oferta $ 35.00
Oferta Agotado
Impuesto incluido. Los gastos de envío se calculan en la pantalla de pago.

 Chile pasilla con salsa de almendra

 

Es por lo general 15-20 centímetros de largo y 2½-4 centímetros de ancho, de color café negruzco. La chilaca puede medir hasta 22 centímetros de largo y a menudo tiene una forma torcida que usualmente pierde durante el secado. Cambia su color de verde oscuro a marrón oscuro cuando está maduro.

En su forma fresca se llama chilaca. Se cree que su nombre se debe a que, cuando se seca, se arruga como una uva pasa. En algunas regiones como Michoacán o Baja California también se lo conoce como chile negro, y en Veracruz, chile prieto.​ No se debe confundir con el chile pasilla oaxaqueño, ni tampoco con el poblano o ancho, llamado «pasilla» en Colima.

Del náhuatl chilli, planta originaria de América. Posee un alto contenido de vitaminas C y A. Durante la época pre-hispánica ya se conocía su cultivo. Esta variedad de chile se consume preferentemente seco presenta forma alargada, mide de 15 a 20 cm de largo y de 2 a 3 cm de ancho, seco es de color café negruzco, con una superficie brillante, arrugada, de sabor ligeramente picante y aromático.

Se cultiva mejor en suelos cálidos y bien drenados. La falta de agua y las temperaturas bajas afectan su desarrollo

Este chile se utiliza en una variedad de recetas mexicanas, como el mole poblano, una salsa espesa y compleja, así como en adobos, salsas para enchiladas, tamales y otros platillos. Su sabor profundo y ahumado aporta un toque distintivo a los alimentos y es apreciado por su versatilidad en la cocina mexicana.

Siembra:
Deposite de 1 a 3 semillas en una maceta pequeña de 5 a 20 cm de ancho con tierra para plantas libre de terrones (recomendamos la TIERRA PARA GERMINAR Hortyjardín ® previamente humedecida, a una profundidad de 3 mm y cúbrala con una poco de tierra. Luego se deja en algún lugar que este protegido del frio y del viento, esto puede ser un invernadero o en alguna zona templada de la casa, donde haya una temperatura constante de 19 - 28 C° no debe darle luz directa del sol en esta primera etapa.

Germinación:
Esta será entre 15 a 30 días. Dependiendo de las condiciones de temperatura y humedad y que estas se mantengan constantes.

Una vez que germinen, coloque la maceta en interiores, pero a en una ventana donde reciba luz indirecta (aquí la planta todavía es un bebé y requiere mucho cuidado) revise la humedad de la tierra todos los días para mantenerla siempre húmeda, si requiere agua utilice de preferencia un atomizador evitando rebotar la tierra y por ende la semilla.

Cuando le salgan las hojas verdaderas (de 5 hojas en adelante) deberá poner la planta ya a través de una ventana para que reciba los rayos de luz en forma directa. (pero a través del vidrio de la ventana).

Trasplante:
Cuando la planta haya alcanzado 12 cm de altura es el momento de trasplantarla a una maceta que tenga un mínimo 30 cm de profundidad. Es importante señalar que, la tierra que contenga esta maceta deberá ser una maceta rica en nutrientes vegetales organicos naturales (no fertilizantes) puede ser composta o Humus de lombriz. Haga una mezcla con 30 % de Humus o Composta, 30% de Fibra de Coco ó Perlita ó Agrolita y 40 % de Tierra para plantas. (los chiles son muy demandantes de nutrientes en la tierra)

 Riego:
La tierra debe estar siempre ligeramente húmeda, nunca mojado.  La planta morirá si las raíces están permanentemente mojadas y no aireadas.  Siempre riegue las plantas en la mañana y poco después de la puesta del sol.  Procure no mojar las hojas para evitar enfermedades causadas por hongos

 Tierra:
 El suelo debe poder absorber una gran cantidad de agua sin crear humedad estancada. Puede lograr esto con una mezcla de fibra de coco, perlita y arena.  Un pH de aprox.  6,5 está en el rango verde correcto.

Cosecha:
 ¡Usar guantes!  En el último tercio del tallo, separe los chiles de la planta madre. Un cuchillo afilado o un pequeño par de tijeras te ayudarán a hacer esto de manera segura. : Cuando alcancen de 15 a 20 cm de largo y su color haya cambiado de verde claro a verde oscuro, ponerlos a secar al sol moviéndolos en forma regular para evitar así que se produzcan hongos.

 

 

PROCESO DE AHUMADO

El proceso de ahumado de chiles para obtener chile Pasilla es una técnica tradicional mexicana que imparte un sabor ahumado característico al chile. Aquí tienes un procedimiento general para ahumar chiles chilacas y convertirlos en chile Pasilla:

Ingredientes:

  • Chiles chilacas frescos

  • Un ahumador o parrilla

  • Madera de mezquite, nogal, o algún otro tipo de madera para ahumar

  • Tazón de metal o una bolsa de plástico

  • Guantes de cocina (para proteger las manos del picante y el humo)

Instrucciones:

1.     Selecciona los chiles: Escoge chiles chilacas frescos que estén maduros pero no sobre maduros. Deben ser de un color verde oscuro o morado, que es el color característico de los chiles Pasilla.

2.     Lava y seca los chiles: Lava los chiles bajo agua corriente para eliminar cualquier suciedad o residuo. Sécalos completamente con papel de cocina.

3.     Prepara el ahumador: Enciende el ahumador y precaliéntalo a una temperatura baja a media (aproximadamente 90-120°C). Agrega la madera de mezquite o la madera de tu elección al ahumador para que comience a generar humo.

4.     Ahuma los chiles: Coloca los chiles chilacas directamente en la parrilla del ahumador, evitando que se amontonen demasiado. Ahúmalos durante aproximadamente 2 a 4 horas, dependiendo de la temperatura y la intensidad del ahumado que desees. Asegúrate de mantener una fuente constante de humo durante todo el proceso.

5.     Voltea los chiles: A mitad del proceso, voltea los chiles para que se ahumen uniformemente por ambos lados.

6.     Verifica la textura: Los chiles Pasilla deben quedar secos y crujientes después del ahumado. Puedes verificar su textura tocándolos suavemente. Si todavía están flexibles o húmedos, continúa ahumándolos hasta que estén completamente secos.

7.     Enfría y almacena: Una vez que los chiles estén ahumados y secos, retíralos del ahumador y déjalos enfriar a temperatura ambiente. Luego, guárdalos en un lugar fresco y seco en un recipiente hermético para conservar su sabor ahumado.

Ahora tienes chiles Pasilla ahumados que puedes usar para dar sabor a tus platillos mexicanos. Estos chiles son muy apreciados por su sabor ahumado y profundo, y son un ingrediente clave en muchas recetas tradicionales.

 

 


 

Ver todos los detalles