Ir directamente a la información del producto
1 de 1

Hortyjardín

Semillas de Ajo Japonés **

Semillas de Ajo Japonés **

Precio habitual $ 68.00
Precio habitual Precio de oferta $ 68.00
Oferta Agotado
Impuesto incluido. Los gastos de envío se calculan en la pantalla de pago.

 

El ajo es una planta bulbosa originaria de Asia Central y del suroeste de Asia, y ha sido cultivada en todo el mundo por sus propiedades culinarias y medicinales. Sin embargo, existen diferentes variedades de ajo que varían en sabor, tamaño, forma y color, y pueden ser originarias de diferentes regiones del mundo

Es muy utilizado con fines medicinales e incluso son muchos los estudios que indican que un consumo regular de ajo nos proporciona beneficios.

Debes tener en cuenta que esta planta generalmente no será capaz de formar el bulbo si la temperatura se mantiene por encima de los 25 ° C.

 SIEMBRA: 

En lo que se refiere a como sembrar ajos en casa, esta planta puede ser fácil de cultivar en macetas y jardines. Solo debes cerciorarte de escoger una maceta que tenga una profundidad de 20 centímetros, si se va a sembrar más de un diente de ajo, se debe verificar que el espacio entre cada diente cultivado sea de aproximadamente 10 cm, tomando en cuenta los bordes de la maceta.

Lo indicado es realizar la siembra del ajo en primavera para recogerlo en otoño, aunque, por el contrario, en otoño también se pueden plantar y disponer de él durante todo el año.

La siembra de ajos es muy fácil, coge un diente de ajo y lo plantas. El borde con puntas recuerda que debe quedar hacia arriba. El hoyo donde se entierra el ajo debe tener al menos unos 2-2,5 centímetros de profundidad. Si vas a plantar más de uno en la misma maceta, recuerda dejar entre 20-30 centímetros entre cada uno.

 Para sembrar ajos es importante que el suelo en el que los plantes esté bien abonado. Añade una capa de Humus o Composta si el suelo es muy nuevo o con ligereza. Recuerda que donde los tengas plantados, debe ser un lugar que pegue el sol de forma abundante, ya que es necesario para el buen crecimiento de los ajos.

 

El riego debe realizarse cada 10-15 días, pero recuerda que, en épocas de lluvia, este debe omitirse. Con el agua de la lluvia basta. Toma en cuenta que para sembrar ajos y hacer una buena recolecta, la tierra no tiene que estar muy mojada, pues afectaría la cosecha de ajos.

 Cuando el ajo comience a crecer, recuerda que el tallo floral no debe pasar los 10 centímetros, ya que no arrancaría el crecimiento del ajo. Pódalo cuando llegue a esta altura, de esta forma alcanzarás las mejores cosechas de ajos.

 Si el proceso se ha realizado con éxito, el ajo puede recogerse unos 3 meses después de su plantación. Los bulbos se recogen cuando las hojas de las plantas se hayan marchitado. Una vez los tengas, déjalos que se sequen al sol y luego trénzalos. Estas trenzas deben colocarse en algún lugar seco y aireado para su mejor conservación.

Consejos

Tu planta de ajos necesita unas 5 horas mínimas de sol al día para crecer.

Arranca las malas hierbas que crezcan a su alrededor.


Instrucciones dentro del empaque

Ver todos los detalles