¿Sabías que las Zanahorias no siempre fueron naranja?

¿Sabías que las Zanahorias no siempre fueron naranja?

¿Sabías que las zanahorias no siempre fueron naranjas? En realidad, eran moradas. Las convirtieron en naranjas los holandeses en el s.XVII, tras múltiples cruces y experimentos, con el fin de lograr el color de la casa real holandesa de Orange. Y lo consiguieron, el resultado fue una variedad más suave y dulce que se extendió por toda Europa.

 Diferencias entre las zanahorias

 

Zanahoria Morada

 

Zanahorias moradas: Tienen un color morado intenso y a menudo tienen un sabor más terroso y ligeramente picante en comparación con las zanahorias naranjas. La pigmentación morada se debe a los antioxidantes llamados antocianinas, que también tienen beneficios para la salud. Se pueden usar crudas en ensaladas o cocidas en una variedad de platos.
Zanahorias naranjas: Son las más comunes y populares. Tienen un sabor dulce y una textura crujiente cuando están frescas. Son ricas en betacaroteno, que es convertido en vitamina A en el cuerpo humano. Se utilizan en una variedad de platos, desde ensaladas hasta sopas y guisos.

 

La zanahoria proviene de Asia. La prueba más antigua que se conoce del consumo de zanahorias por parte de humanos data del año 3.000 a. C. en Afganistán. Aquellas zanahorias eran de color púrpura por fuera y amarillas por dentro. En un principio se comían sus tallos y hojas. En el siglo I se menciona por primera vez la raíz en fuentes clásicas. En Europa, existen pruebas de su consumo desde el siglo VIII, con descripciones de las variedades moradas, rojas y amarillas. 

 Zanahorias amarillas: Tienen un sabor similar a las zanahorias naranjas, aunque pueden ser un poco más suaves. Tienen un contenido nutricional similar al de las zanahorias naranjas, pero pueden tener variaciones en términos de antioxidantes y otros fitonutrientes. Se pueden usar de la misma manera que las zanahorias naranjas.

 

Se cree incluso que el vocablo zanahoria proviene del árabe andalusí. Los comerciantes árabes extendieron la semilla de zanahoria por Asia, África y los países árabes, incluida España. Así, surgieron variedades con diferentes tonos de púrpura, blanco, amarillo, verde e inclusive negro.

 Zanahorias blancas: Tienen un sabor más suave y dulce en comparación con las zanahorias naranjas. A menudo son más crujientes que otras variedades y tienen un ligero sabor a almendra. Su color blanco se debe a la falta de pigmentación, lo que significa que pueden tener un contenido ligeramente diferente de nutrientes en comparación con otras variedades. Son menos comunes que las zanahorias naranjas pero se pueden usar de manera similar en la cocina.
Zanahorias negras: Tienen un sabor similar al de las zanahorias naranjas pero pueden tener un toque más dulce. Su color oscuro se debe a altos niveles de antioxidantes y fitonutrientes, lo que las convierte en una opción muy nutritiva. Sin embargo, son menos comunes y pueden ser más difíciles de encontrar. Se pueden usar de manera similar a otras variedades en una variedad de platos.
Regresar al blog

Deja un comentario