Poda de chiles para que haya màs producción - Hortyjardín

Poda de chiles para que haya màs producción

 PODAR PLANTAS DE CHILES

 ¿Sabías que podar tus plantas de chile puede ayudarte a obtener una mayor cosecha? En este artículo te explicamos cómo y cuándo hacerlo, y qué beneficios tiene para la salud de tus plantas y el sabor de tus chiles.

La poda consiste en eliminar algunas ramas, hojas o flores de las plantas para favorecer su crecimiento y desarrollo. Al podar, estimulamos la producción de nuevas yemas y ramificaciones, lo que se traduce en más flores y frutos. Además, al eliminar el exceso de follaje, mejoramos la circulación del aire y la luz, lo que previene enfermedades y plagas.

Tipos de Poda:
Existen diferentes tipos de poda según el objetivo que se persiga: poda de formación, poda de mantenimiento, poda de rejuvenecimiento, poda de floración, etc. En el caso de las plantas de chile, nos interesa realizar una poda de mantenimiento y una poda de floración.

 

Poda de mantenimiento:
La poda de mantenimiento se realiza durante todo el ciclo de cultivo, y consiste en eliminar las hojas secas, enfermas o dañadas, así como las ramas débiles o que crecen hacia el interior. De esta forma, evitamos que la planta gaste energía en partes inútiles y favorecemos su vigor.



Poda de Floración:
La poda de floración se realiza cuando la planta ha alcanzado una altura suficiente (unos 30 cm) y empieza a formar capullos. Consiste en eliminar los primeros capullos que aparecen en la parte superior de la planta, lo que estimula la formación de más capullos en las ramas laterales. De esta forma, conseguimos una planta más frondosa y con más chiles.

Herramientas:
Para realizar la poda, se recomienda usar unas tijeras o un cuchillo bien afilados y desinfectados, para evitar dañar o infectar a la planta. Se debe cortar con un ángulo de 45 grados, dejando un pequeño tallo por encima del nudo o la yema. Se debe evitar podar cuando la planta está mojada o hace mucho calor, para reducir el estrés y el riesgo de enfermedades.

Siguiendo estos consejos, podrás disfrutar de unas plantas de chile sanas y productivas. Recuerda que cada variedad de chile tiene sus propias características y necesidades, así que adapta la poda según el tipo de planta que tengas. Y sobre todo, ¡disfruta del sabor y el aroma de tus propios chiles!

Consulte como podar plantas de pimiento: 

 

Regresar al blog

Deja un comentario